Procrastinando y sobreanalizando

Respetar la vida… pero de quien? diciembre 9, 2009

Filed under: Uncategorized — Lilliana Víquez Murillo @ 7:59 pm

De veras que ya no sé donde meterme. O más bien, dónde meter a mi hija. Ayer más o menos al mediodía encontraron el cuerpo de Katherine Chavarría Sánchez, de 3 años, después de haber sido asesinada por un señor X que el tío llevó a una fiesta a la casa de la niña 15 días después de haberlo conocido en una cantina.

Ahora, independientemente de cómo se hayan dado las cosas –y de que el papá la haya dejado sola en la casa con el hermanito, encerrados,  mientras el señor éste quedaba supuestamente borracho en el corredor de la casa–, qué clase de monstruo se roba una niña de 3 años para violarla y matarla? Y no es que yo juegue de Dios o de lo que carajos sea, pero a alguien le parece que este señor merezca vivir?

Acabo de ver en La Nación que él sí abusó de la chiquita, y que en la cárcel intentaron lincharlo. “Intentaron”!!?? Me quieren decir quién frustró el intento? Yo lo siento mucho, pero ya yo estoy hasta las cachas de los Derechos Humanos de los maleantes, los violadores y los asesinos. Si en mis manos estuviera, palabra que dejo a los papás de la chiquita en un cuarto con el psicópata este y que lo maten a punta de cortauñas.

Y vendrá mucha gente con argumentos muy convincentes en contra de lo que estoy diciendo. Probablemente tengan razón. Pero yo, como madre de una niña de 3 años, no puedo sino pensar en que si a mi hija le hicieran algo así, la única justicia que me daría paz sería ver al malnacido ese sufrir y agonizar como probablemente lo hizo ella.

Después de ver las porquerías que pasan en el mundo en general, y en Costa Rica en concreto, cuánto tiempo más vamos a seguir con mariconadas de respetarle los derechos a gente que no tiene el más mínimo respeto por la vida humana, por la vida de una pequeña indefensa que no tiene cómo defenderse? Que seguramente pasó sus últimos minutos de vida aterrorizada? Mejor la próxima vez que intenten linchar a un monstruo de esa calaña, que nadie se meta.  Así se irá limpiando el mundo de alimañas como esa, aunque sea uno a la vez.

Anuncios
 

A 10 años de la muerte de Elizabeth Zimmermann diciembre 1, 2009

Filed under: Uncategorized — Lilliana Víquez Murillo @ 9:33 pm

Mucha gente se preguntará quién es esta señora, y con toda razón, porque el clima tropical de nuestro pedacito de tierra ha evitado que su nombre se haga popular por acá.

Elizabeth Zimmermann (née Lloyd) nació en 1910 en Londres. La Tejedora Obstinada, como se autodenominó después, llegó a ser una gran influencia en la vida de muchos tejedores (sí, hombres también, carajo) por su mentalidad can-do. Ella era de las personas que veían algo y pensaban “yo puedo hacer esto!”. Y no sólo eso, sino que también lo hacía a uno pensar lo mismo.

Yo leí uno de sus libros hasta hace poco, y jamás en la vida pensé que un libro de tejido iba a cambiar en mucho la forma en que veo muchas cosas en la vida. El ver las cosas como un suéter que puede adaptarse a cualquier grosor de lana y agujas, cuyo patrón se puede cambiar como uno lo desee, hacer cuello redondo, en V o de tortuga; mangas raglan, caídas o redondas; puede ser ajustada o floja, larga o corta. En fin, puede ser como uno quiera.

Me enseñó a no seguir como borrego lo que los demás piensan que es lo correcto o lo más eficiente, sino a inventar nuevos métodos. A retar el statu quo.

Elizabeth Zimmermann, con su inteligencia y su filosofía de vida (y de tejido, que era una grandísima parte de su vida) fue una influencia para muchísimas personas. En mi caso, el leerla hizo de mí no sólo una mejor tejedora, sino una mejor persona. Una persona que no se conforma con lo que le dicen, sino que trata siempre de pensar fuera de la caja, y de no seguir a los demás cual borrego.

Así que, EZ, nunca supe de vos mientras vivías, así que no me queda más que celebrarte ahora. Estés donde estés, seguís siendo importante para muchos.

Blogged with the Flock Browser
 

Vientos de cambio noviembre 25, 2009

Filed under: Uncategorized — Lilliana Víquez Murillo @ 6:20 pm

Me imagino que ya mucha gente sabrá la situación que se vive en HP en el mundo, cierto? Mucha gente ha opinado, sea a favor o en contra de las decisiones que ha tomado la empresa. Pues bueno, yo también voy a opinar porque, como empleada (soon to be exempleada) siento que tengo todo el derecho a berrear.

Yo empecé a trabajar en HP hace 2 años y medio más o menos. En ese momento HP era HappyPlace (ahora es simple y sencillamente HijuePuta). La gente piensa que quienes trabajamos ahí ganamos sueldos astronómicos, pero no. Tan es así, que en la inducción me acuerdo que nos echaron la hablada de que, si bien HP no paga los mejores salarios del mercado, eso se compensaba con los beneficios que uno recibía, a saber: transporte, seguro de gastos médicos, bonus, aumentos anuales según performance, y otros. Pues bueno, les diré qué nos queda de eso: horarios de transporte restringidos, porque quitaron varias de las carreras y ahora sólo la gente que entra a las 10 am o antes tiene transporte, y la gente que sale a las 3 pm o después; seguro de gastos médicos que ahora no cubre ni hijos ni cónyuge, sino solamente al empleado; bonus, en el 2009 no hubo, y como es discrecional, probablemente la mayoría se quede viendo pa’l ciprés con eso en el 2010; aumentos… bueno, esa fue la gota que derramó el vaso.

Ayer se nos dió la gran noticia: HP registró, en el Q409, $30.8 Millardos. $1 Millardo más de lo que se esperaba. Pero, nadie va a tener aumento de sueldo en el 2010.

Evidentemente, Mark Hurd es una persona muy estúpida o muy valeverguista, porque primero se llena la bocota diciéndonos lo bien que le va a HP a costa de sus empleados que, obvio, se matan para que él haga dinero, y acto seguido procede a decirnos que no, no vamos a ver un cinco más en nuestro salario durante ooootro año.

Y así, con esa semejante cáscara, este señor pretende que los empleados dejemos sangre y tripas en el escritorio, que seamos top performers, que vayamos el extra mile, y todo a cambio de un salario que muchas veces ni se acerca a lo justo para el puesto que desempeñamos.

Yo tengo 2 años de no ver un ajuste de salario. Eso quiere decir que, si dijéramos que la inflación es de un 12% por año en promedio, lo que se me ha hecho es un rebajo de facto del 24% de mi salario. Y así quieren que le dé de comer a mi hija?! Por favor. Y lo más insultante es que nos ponen mesitas de futbolín y alquilan Nintendo Wiis para que nos quedemos calladitos, como si fuéramos tonticos.

Mi departamento se está ahorrando un montón de plata, porque a las 2 personas que tenemos mi puesto nos pagan $800 por mes a cada una (en un puesto de Project Management, mind you) y a las 2 personas que lo tenían antes en Houston les pagaban, supongo yo, unos $4000 por mes, tirando por lo bajo. O sea, es irreal esperar que a nosotros nos dieran el mismo salario pero, $1200 por mes no están pegados del suelo. Esta gente espera que uno con ese sueldo vaya para el trabajo como los enanitos de Blancanieves, cantando y silbando para la mina. Así que mi motto últimamente ha sido “si ud paga $800 por mí, no obtiene la versión full, sino la de $800 por mes.” Yo no voy a ser una pobre underpaid overperformer, lo siento mucho.

Entonces, qué saco yo de esto? Que para HP sus empleados son solamente un número. Que no les importa si sus empleados tienen buena calidad de vida porque siempre va a haber alguien que va a querer tarbajar en HP por su fama de transnacional sólida y de buen lugar para trabajar. Pues esa imagen se les está acabando.

Yo sólo sé que, en lo personal, no me voy a quedar a ver si el barco se hunde. Prefiero irme a donde al menos haya una posibilidad de algo mejor. Si me dan atolillo con el dedo en otro lado? Pues bueno, es un riesgo que se corre. Pero ya basta del “mejor malo conocido que bueno por conocer”. Por una vez, dejaré de procrastinar y sobreanalizar y me tiraré al agua.

Se vienen los vientos de cambio.